Un delincuente multirreincidente ataca con un cuchillo al grito de ‘Alá es grande’ a varias personas en Oslo

El agresor pretendía llevar a cabo un acto de 'extrema violencia'
Lugar del ataque al grito de 'Alá es grande' en Oslo (Noruega). Twitter

Un individuo de 33 años ha atacado este martes con un cuchillo a varias personas al grito de «Allahu Akbar» (Alá es grande) en las calles de Oslo (Noruega)

El sujeto se lanzó posteriormente sobre un coche de la Policía noruega, según relatan algunos testigos, y fue acorralado por los agentes, que le abatieron para contener la violencia con la que pretendía dirigirse hacia ellos.

El jefe de operaciones de la Policía noruega, Torgeir Brenden, ha relatado en rueda de prensa que el agresor pretendía llevar a cabo un acto de «extrema violencia» y estaba a punto de apuñalar a una persona cuando el coche policial lo acorraló, y ha destacado que hay más de una víctima, aunque no ha aportado más detalles al respecto.

Sin embargo, algunos digitales noruegos hablan de varias personas atacadas y un agente herido leve. Así, han difundido a través de las redes sociales numerosas imágenes del suceso, donde se puede apreciar cómo el atacante iba caminando por las calles de la capital noruega con el torso descubierto y el cuchillo de grandes dimensiones.

El inspector de Policía Egil Jorgen Brekke ha señalado que «se trata de una persona que conocemos del pasado y que tiene historial».

Ya atacó a la policía en 2015

Según sostienen los medios locales, el detenido ya protagonizó un acto violento en el año 2015 contra dos agentes de la Policía a los que atacó al grito de «bastardos fascistas» y «vais a morir», fue condenado y permaneció durante meses bajo tratamiento psiquiátrico obligatorio, después de que se determinase que era víctima de un trastorno de estrés postraumático a consecuencia de sus experiencias creciendo en Chechenia.

En el año 2018 también fue protagonista de un violento episodio en el que agredió a un trabajador de una empresa constructora y fue nuevamente condenado a recibir tratamiento.

Este sujeto fue también el autor de un ataque similar el 4 de junio de 2019 cuando cuchillo en mano persiguió a cinco personas por las calles de Oslo y terminó apuñalando a un sexto individuo por la espalda causándole graves heridas y perforándole un pulmón. La víctima fue hospitalizada al borde de la muerte, pero finalmente sobrevivió pese a la gravedad del ataque sufrido.

El atacante, que según los testigos gritó nuevamente «Allahu Akbar» (Alá es grande) durante el episodio, fue detenido por la policía después de recibir un disparo con una pistola paralizante e identificado como un inmigrante checheno de nacionalidad rusa que había llegado a Noruega en el año 2014. Por aquel suceso fue condenado en 2020 por el Tribunal de Distrito de Oslo a indemnizar con casi 30.000 coronas a sus víctimas.

Deja una respuesta