Abascal responde al padre Ángel: 'No se puede poner la mejilla de los demás'

El presidente de VOX, Santiago Abascal

Entre los más jubilosos por la demagógica decisión del Gobierno de Sánchez de acoger a los migrantes embarcados en el ‘Aquarius’, encontramos al padre Ángel, tan comprometido con ese nuevo catolicismo que reduce la religión a repartir limosnas ante cientos de cámaras

Quizá resulte desconcertante que la Iglesia institucional apoye jubilosa la acogida en España de los migrantes embarcados en el Aquarius, que nada tiene que ver con la caridad y mucho tiene que ver con la mercadotecnia política. Pero lo cierto es que, de un tiempo a esta parte, el Vaticano no hace sino secundar gestos frívolos, cáscaras en cuyo interior no hay más que vacío.
Entre los más alborozados por la demagógica decisión del Gobierno de Sánchez encontramos al padre Ángel, tan comprometido con ese nuevo catolicismo que reduce la religión a repartir limosnas ante cientos de cámaras. En este sentido, el sacerdote se mostró despreocupado por la posibilidad de un ‘efecto llamada’: ‘¿Efecto llamada? Ojalá vengan más. España ha hecho muy bien en recibirlos; no ha habido problemas de integración cuando llegaron en quince años unos quince millones de inmigrantes en la época de bonanza española’.
Estas declaraciones – que revelan o bien irresponsabilidad, o bien connivencia con las mafias dedicadas al tráfico de personas – han sido acogidas con indignación en las redes sociales. De este modo, ingentes tuiteros se han referido a la desfachatez de dar limosna con dinero ajeno y al riesgo inherente al discurso modoso del Padre Ángel, por ejemplo.
Uno de los más críticos ha sido el presidente de VOX, Santiago Abascal, quien ha acusado al padre Ángel de poner la mejilla de otros: ‘Don Ángel debería saber que no se puede poner la mejilla de los demás, ni el dinero de los demás, ni la seguridad de los demás, ni las hijas de los demás. Que abogar por el efecto llamada es una irresponsabilidad que solo celebran los traficantes de esclavos’, ha manifestado el desacomplejado político.
 


Unos minutos antes, Abascal criticó cáusticamente al Ejecutivo de Sánchez: ‘¡600 periodistas! ¿Os imagináis a alguien haciéndose un “selfie” mientras da limosna, -con el dinero de otro-, a un pobre? Pues esa es la España de Pedro Sánchez y su coro de buenistas hipócritas’.

Las declaraciones pretéritas del padre Ángel

Nunca ha sido el padre Ángel, no obstante, el más entusiasta defensor de la ortodoxia católica. Al contrario, se suma con alborozo a las pasajeras modas de la posmodernidad y es connivente con aquéllos que quieren ver a la Iglesia reducida a cenizas. En cierta ocasión, por ejemplo, manifestó su apoyo al matrimonio homosexual: ‘Creo que la ley civil de matrimonio homosexual ha tranquilizado y dado paz a mucha gente. Estoy de acuerdo con esa ley’, aseveró el sacerdote en una entrevista concedida a una revista LGTB.
Al padre Ángel, al que tanto gusta ufanarse de su generosidad, habría que recordarle aquellas sublimes palabras de Cristo en el Sermón de la Montaña: ‘Cuando, pues, hagas obras de misericordia, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los Hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser honrados por los hombres. De cierto os digo que ellos ya tienen su recompensa. Pero cuando Tú hagas obras de misericordia, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha,de modo que tus obras de misericordia sean en secreto. Y tu Padre que ve en secreto te recompensará’ (Mt, 6:2-4).

Deja una respuesta