Carmena retira 'a traición' el cañón de la Plaza de la Artillería de Madrid

Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.
Imagen de la retirada del cañón

En lugar de sentarse a negociar una prórroga de la cesión (tenía obligación de hacerlo), el Consistorio ha optado por retirar el cañón sin previo aviso


La Plaza de la Artillería del barrio madrileño de Montecarmelo estaba hasta hace horas ornamentada por un cañón antiaéreo cuyos orígenes se remontan a la década de 1940. El cañón, presente en la plaza desde el 28 de abril de 2013, fue cedido al Ayuntamiento hace cuatro años; una cesión que se agotaba precisamente en el final de este año 2017.
En lugar de sentarse a negociar una prórroga de la cesión (como tenía obligación de hacer), el Consistorio ha optado por retirar el cañón sin previo aviso, antes de la extinción del acuerdo. De esta manera, militares provistos de una grúa – y acompañados por policías municipales y por representante de la formación política Podemos – se han personado en esta plaza de Montecarmelo para despojarla de lo que desde hace cuatro años ha sido su elemento distintivo.

 
Los militares que han participado en la retirada del cañón estaban encabezados por un coronel que ha rehusado identificarse y que conversaba, en un ambiente distendido, casi festivo, con los representantes de Ahora Madrid. Estos últimos, que también se han negado a identificarse, han exhibido un rostro de satisfacción durante el transcurso de la luctuosa ceremonia.

El argumento esgrimido por el Ayuntamiento con afán de justificar la retirada del cañón es que éste fue fabricado en la Alemania nazi y utilizado durante la Guerra Civil por las tropas nacionales. Sin embargo, la realidad es bien distinta: el dispositivo antiaéreo fue fabricado en Trubia (Asturias) en el año 1940, por lo que no pudo ser empleado durante la contienda civil que tuvo lugar en España entre 1936 y 1939.

Una vieja polémica

Ya en 2013, al poco tiempo de su colocación, Izquierda Unida demandó la retirada del cañón antiaéreo en una iniciativa presentada en el Ayuntamiento; una iniciativa que tenía por argumento de mayor fuste que la pieza de artillería ‘ha sido rechazada unánimemente en la práctica totalidad de los foros de Internet’. Asimismo, la formación comunista argüía lo que hogaño arguye Ahora Madrid: la condición nazi del cañón.
A pesar del revuelo creado, la iniciativa no fructificó, pues se opusieron a ella tanto el Partido Popular como UpyD.

Deja una respuesta