«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
califica los años del psoe en la junta como un «cortijo»

El padre de Marta del Castillo apunta al PSOE: «Si no hubiera socialistas implicados todo se habría resuelto en 2009»

Antonio del Castillo. Foto de archivo.

Hace años que crece la sospecha sobre la sombra del PSOE andaluz. Instalados en un «cortijo» que permitió a los socialistas orquestar cuanto les venía en gana, los 40 años de Administración del PSOE en Andalucía esconden no pocas polémicas. Una de ellas, el caso de la desaparición de Marta del Castillo.

Tal y como ha adelantado Okdiario, la entonces novia de Francisco Javier Delgado —hermano de Carcaño y acusado por él de matar a Marta del Castillo— era hija de una destacada socialista andaluza. Ángela Mendaro, íntima amiga de la consejera andaluza Amparo Rubiales y mujer importante de la sede de Sevilla, es madre de la entonces pareja de uno de los principales implicados.

Esto ha saltado precisamente a la palestra la misma semana que los magistrado se han negado a investigar los teléfonos móviles de todos los implicados, puesto que la sentencia de hace años absuelve a los familiares que, casualmente, tienen vínculos con los socialistas andaluces. La propia García Mendaro fue acusada a 5 años de prisión por delito de encubrimiento, aunque finalmente resultó absuelta.

Precisamente el padre de Marta del Castillo explica: «A lo mejor yo tengo un poco de resentimiento políticamente contra el partido que apoyaba a esta señora. A mí me dicen, ¿qué tienes en contra de estas personas? No, yo en contra de ellos no tengo nada. Yo soy una persona que puede tener amigos de un lado y de otro. Pero, ¿que puedo tener un poco de resentimiento hacia ese partido? Lo puedo tener. Lo puedo tener por lo que me ha pasado a mí».

Acusando a la administración socialista de «cortijo», Antonio del Castillo ha declarado: «Las pruebas sólo se pueden coger de los sitios oficiales, pero si no tienes contactos, aunque tú sepas, veas y escuches lo que está pasando, si no hay pruebas no vas a denunciar. Por tanto, todos los andaluces sabíamos lo que había aquí, lo que pasaba en Andalucía, pero nadie podía decir nada».

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter