'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los personajes públicos en contra del referéndum ilegal

‘Por miedo a que nos llamaran españolistas somos comparsas de un espectáculo peligroso’, lamenta Isabel Coixet, Javier Sardá anuncia por qué no votará en el referéndum y el presentador de Salvados cuestiona las garantías de esta consulta.


«¿Debimos hablar alto y claro? Por miedo a que nos llamaran fascistas o españolistas, unionistas o peperos hemos acabado de comparsas de un espectáculo lamentable y peligroso», lamenta la cineasta catalana Isabel Coixet, que da un paso al frente y se posiciona en contra del desafío separatista. Lo hace en un artículo en el digital Crónica Global, titulado La espiral del silencio.
Coixet destaca que se siente catalana, pero que no tiene ninguna necesidad de poner una bandera en el balcón. Tampoco ve “la necesidad de la independencia”, afirma que algo parecido piensa la mitad de la población catalana, y denuncia la manipulación que han hecho los políticos catalanes embarcados en un proceso que no va a ir muy lejos. Pinchando aquí puede leerlo íntegro.
Por su parte, Xavier Sardà ha publicado un artículo bajo el título No votaré en el que relata por qué se abstendrá en el referéndum.
“No votaré ante el Estado segregado que se plantea. No votaré ante el dualismo que se perpetra. No votaré instado por una parte del Estado que genera otro Estado. No votaré en la consulta de quien desobedece para que le obedezcamos, ni en la de quien nos libra de una élite para entregarnos a otra”, señala.
Otras de las razones que arguye son que los separatistas apelan a la Comisión de Venecia, cuando cuando dice claramente que el uso de referéndums debe cumplir con el sistema legal en su totalidad; porque cree que los funcionarios están “ante una situación de inseguridad jurídica sin precedentes”, y porque sitúan a la policía catalana “al borde del abismo, de la división y de su intervención por Interior”.
Hace una semana  y en el mismo periódico, Jordi Évole también ha cuestionado las garantías de la consulta. Mis dudas ante el referéndum, se llama su pieza. El periodista está a favor de una consulta vinculante, pero no como la convocada por Puigdemont. «Voy poniéndome el casco…», publicaba en sus redes sociales al compartir su columna.
Asegura que desde que se aprobara el recurso al Constitucional contra el Estatut, «no se ha hecho ningún esfuerzo serio desde el Gobierno para seducir a ese amplio sector de la población de Cataluña que se declara legítimamente independentista».
Considera que «el independentismo ha perdido parte de su encanto» y que «de la revolución de las sonrisas cada vez queda menos. Incluso internamente padece tensiones que de momento solo enseñan la patita».
«Creo que igual que desde el Gobierno español no se ha sabido seducir a catalanes que hoy mentalmente ya han desconectado, el independentismo no está seduciendo a otros catalanes que hoy por lo bajini afirman ‘así no'», dice el presentador de Salvados, a quien no le parece serio anunciar un referéndum de esta trascendencia con solo tres meses de antelación y sin saber ni cómo ni con qué garantías se va a hacer.
«Creo que ante el referéndun que se ha anunciado, los que convocan y los que no quieren permitirlo tensarán la cuerda hasta el último minuto, como si esa fuese la fórmula para mantener a su electorado motivado ante unas futuras elecciones. El cuanto peor, mejor puede ser una buena táctica política, pero también es un alarde de irresponsabilidad que creo nadie sabe cómo acabará«, concluye.
Entre las personalidades que se posicionan contra este deliro está el laureado jugador de baloncesto Pau Gasol; el dramaturgo catalán Albert Boadella; el escritor y filósofo barcelonés Félix de Azúa; el pintor catalán Augusto Ferrer Dalmau; el periodista Javier Cárdenas, la soprano Montserrat Caballé o los cantantes Julio Iglesias, Miguel Bosé, el grupo Estopa y Alejandro Sanz.
Pongamos cara también a los que están a favor del procés. Son el entrenador del Bayern de Múnich, Pep Guardiola; el tenor catalán Josep Carreras; los actores Toni Albà y Juanjo Puigcorbé; la periodista del corazón Karmele Marchante; el cantautor Lluis Llach o el cantante catalán Dyango.

‘Convierten en botifler a todo el que discrepe, pero la lista va en aumento’

El portavoz del grupo parlamentario del PPC, Alejandro Fernández, ha celebrado esta semana que «la sociedad catalana se está rebelando» frente al procés. «Cada vez son más los catalanes con diferentes ideologías, y desde diferentes posiciones sociales, que decimos que así no se hacen las cosas y que este no es el camino», ha señalado en referencia a los citados artículos críticos con la consulta ilegal que el Govern pretende celebrar el próximo 1 de octubre.
El popular ha manifestado que «los independentistas convierten en botifler a todo el que discrepe de la línea oficial del actual gobierno”, pero “el listado es cada vez mayor».
«Esto puede acabar como una primavera árabe a la catalana. No están rompiendo España. Están rompiendo Cataluña», ha dicho Fernández, compartiendo el vaticinio de José María Aznar.
El expresidente lleva tiempo alertando de que la estrategia y dinámica de los nacionalistas y separatistas catalanes «va a acabar demoliendo Cataluña» y afirma que «antes que romperse España, se romperá» esta comunidad. «No existe un problema de este territorio con el resto de España, ni viceversa, ni siquiera entre catalanes, pero sí un problema de unos catalanes al que hay que responder con la reafirmación de los valores de la democracia, de la legalidad y de la Constitución«, subraya el expresidente que considera insuficiente la respuesta de este Gobierno frente al procéspropone un «frente común» para luchar contra el secesionismo.
Por su parte, Ciudadanos ha lanzado una página web cuando se cumplen el año y medio del Gobierno de Carles Puigdemont, en la que desmonta las mentiras del president. Destaca, por ejemplo, que Puigdemont sabía cuando fue investido que sería imposible cumplir esa hoja de ruta, al igual que sabe ahora que no podrá organizar y convocar la consulta ilegal del 1-0.
 18 meses, 18 mentiras, se titula. La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas, piensa que el Govern está en su agonía final y ha pronosticado elecciones, mientras que el PSOE propone un Estado catalán dentro del Estado bajo la apariencia de un sólo Estado. Desde VOX insisten en que la única solución al separatismo es aplicar el artículo 155 de la Constitución.
«Con los golpistas de la Generalidad no se dialoga ni se les invita al Congreso, se les detiene y encarcela», destaca el presidente de esta formación, Santiago Abascal. Sin embargo, en el Ejecutivo central siguen diciendo ‘no’ y apuestan por responder a los desafíos con recursos. Y así llevamos cinco años ya y los separatistas continúan dando pasos.


 
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.
 

Leer más…

El referéndum sólo es una etapa más. Por José Javier Esparza

Rajoy pide a Puigdemont que copie a Urkullu y ‘desconecte de su delirio’

El procés obliga al Gobierno a estar movilizado en agosto

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter