«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El maltrato infantil, esa realidad olvidada en la España actual

Niños

La organización Save The Children ha lanzado una campaña que, con el título ‘Los últimos 100’, muestra la historia de cien muchachos fenecidos – como resultado de acosos sexuales o escolares – en los últimos cinco años en España.


Eclipsados por las agresiones contra mujeres, que se utilizan como inagotable arma ideológica, los casos de violencia contra los niños no gozan del eco mediático que merecen. De esta manera, desde 2012 han fallecido más de un centenar de niños como resultado de acosos sexuales o escolares; escalofriantes cifras que ponen de manifiesto la imperiosa necesidad promover un cambio social.
Para denunciar estos episodios – cada vez más frecuentes – de violencia contra los niños, la organización Save The Children ha lanzado una campaña que, con el título ‘Los últimos 100’, muestra la historia de cien muchachos fenecidos en los últimos cinco años y urge a emprender un proyecto legislativo que contribuya a mitigar esta lacra. Un proyecto legislativo que habría de reunir el consenso de todos los partidos políticos.
El manifiesto con el que se ha presentado la iniciativa expresa la magnitud de este problema al que los políticos hacen oídos sordos: ‘Sólo un 15% de los casos de violencia sexual contra los niños se denuncia, uno de cada dos abusos sexuales en España son contra menores, uno de cada diez estudiantes afirma ser víctima de acoso escolar y seis de cada diez reconocen haber recibido insultos o golpes’.
En este sentido, los organizadores de la campaña han denunciado el silencio social y mediático que envuelve a esta ominosa realidad: ‘Queremos visibilizar una realidad que es invisible, porque no interesa a los políticos, porque ocurre dentro de los hogares o centros escolares y ahí se queda; son pocos los casos que se denuncian y no existen los medios suficientes para hacerlo posible’, ha aseverado la directora de la comunicación, Laura Pérez.
Asimismo, la directora de sensibilización, Ana Sastre, ha destacado durante la presentación de la iniciativa que en estas situaciones ‘se imponen el silencio y el miedo, y la amenaza hace que los niños no sepan dónde ir a buscar ayuda’.

Consenso para paliar esta violencia

Como ya se ha señalado, esta campaña pretende impeler un movimiento social que exija el cumplimiento del acuerdo alcanzado en el Parlamento, por consenso de todos los grupos políticos, para pedir al Gobierno que proponga una ley encaminada a erradicar la violencia contra la infancia. Una ley que, si respetara las demandas de los partidos de la oposición, el Ejecutivo debería empezar a tramitarse en septiembre.
De acuerdo con Save the Children, tres son las medidas que debería recoger esa hipotética ley: protocolos obligatorios en los colegios para detectar y actuar frente al acoso escolar; campañas de sensibilización ante cualquier tipo de violencia contra los niños; y que la prescripción por delitos de abusos sexuales comience a contar cuando la víctima cumpla treinta años (ahora empieza a contar a los 18).
En cualquier caso, los organizadores de la campaña han abundado en la idea de que, cuanto más se demore la búsqueda de soluciones para esta luctuosa cuestión, más niños padecerán en sus carnes la violencia.’No conocemos la dimensión de esta violencia y corremos el riesgo de llegar demasiado tarde, como pasó con los cien protagonistas de esta campaña’, ha señalado la ya citada Ana Sastre, quien ha reclamado también ‘voluntad política para hacer estadísticas y calcular los recursos necesarios para detener esa violencia’.
Con afán de ilustrar mejor la acuciante necesidad de abordar este problema, cabe mentar las cifras ofrecidas por el Registro Unificado de Maltrato Infantil, entidad incardinada en el Ministerio de Sanidad. Así, según éste, más de 13.000 menores sufren malos tratos por parte de algún familiar y en 2016 se interpusieron 4.650 denuncias por este motivo.

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter