«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Los de Abascal pidieron su derogación

Moreno Bonilla defiende la ley trans de Andalucía y reprocha a VOX sus «postulados ideológicos minoritarios»

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla. Europa Press

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno Bonilla, ha rechazado este jueves la petición que le ha planteado VOX en el Pleno del Parlamento de Andalucía para que derogue la Ley Trans de Andalucía a imitación de la iniciativa que la formación de Santiago Abascal ha impulsado en la Comunidad de Madrid, donde la presidente Isabel Díaz Ayuso dijo hace unos días –por fin– que la derogaría; eso sí, en la siguiente legislatura, porque ya no da tiempo debido a que la presidente madrileña ha dado su brazo a torcer a dos meses de las elecciones.

Moreno Bonilla ha sostenido en su respuesta al portavoz parlamentario de VOX, Manuel Gavira, quien le había instado previamente a aclarar «si tiene intención de derogar la Ley Trans como ha anunciado Díaz Ayuso, si o no», que «quiero aclararle que Madrid es Madrid y Andalucía es Andalucía«, para argumentar que la Comunidad de Madrid «tiene su Parlamento y capacidad de decidir», así como concluir que «Madrid puede hacer lo que dé la gana».

«A mí no me condiciona nada, ninguna Comunidad Autónoma«, ha proclamado el presidente de la Junta de Andalucía, quien ha apelado a que «me debo a los ocho millones y medio de andaluces».

El presidente de la Junta de Andalucía ha invocado las dos leyes autonómicas destinadas al reconocimiento y defensa de las personas trans, las leyes 2/2014 y 8/2017, para argumentar que «un gobierno trata de cuidar y protegar a las personas», mientras que ha esgrimido que «cuando se tuvo el debate en este Parlamento se optó por el diálogo y evitar la radicalización en aras de dotar de coherencia a este texto», una virtud que ha desestimado tenga la norma aprobada la pasada semana en el Congreso de los Diputados, de la que ha remarcado «su sesgo ideológico» y su aprobación «sin consenso».

Moreno Bonilla ha recriminado a VOX que «vuelven a caer en el error» de que toda la sociedad participa de sus «postulados ideológicos minoritarios», antes de exigir a este partido que «no confunda la Ley de Sánchez y Podemos con la de Andalucía, que son distintas».

«Ustedes están en otra cosa, no les intersa la situación de las personas trans«, ha dicho Moreno en referencia a la actitud de VOX sobre el reconocimiento de las personas trans, convencido de que la estrategia de este partido «es llevarnos a la polémica del debate ideológico, que es el único en el que se sienten cómodos», por lo que ha reclamado a este partido que «si quieren plantear la mejora de la vida de las personas trans, háganlo, pero no cargado de prejuicios y complejos, háganlo con seriedad y rigor».

Aferrado a la máxima de que «un Gobierno tiene que velar por los intereses de las personas» porque «necesitan de su administración», Moreno Bonilla ha hablado de una receta para propiciar la integración social de las personas trans con ingredientes como «escuchar junto a las familias, sentarse y hablar con ellos» con la pretensión de «avanzar en el bienestar de las personas trans», ante el convencimiento de que «hablamos de igualdad de derechos y no de discriminación«, para pedir entonces que «evitemos debates sesgados» y reclamar a VOX que «sean útiles».

El portavoz de VOX en el Parlamento de Andalucía ha sostenido en su intervención que «las consecuencias de las leyes nocivas las sufren los más débiles«, para reprochar al PP que hace nueve años apoyó la normativa autonómica aun cuando ha precisado que su voto afirmativo «no era necesario«, para evocar entonces el anuncio de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, sobre la derogación de la norma autonómica y plantearle a Moreno que en «Andalucía vamos tarde» y concluir que la renuencia del PP a anular estas normas desconciertan a su electorado y que ello les convierte en «socialistas con 10 años de retraso».

«El género arrincona al hombre, ese Ley trans va a arrinconar a las mujeres«, ha vaticinado Gavira sobre las consecuencias de esta norma, de lo que ha puesto como ejemplo la posibilidad de «cambiar de sexo con un simple trámite administrativo», mientras que ha sostenido que la ley aprobada en el Congreso «se inspira en las leyes de Andalucía y Galicia».

«La van a derogar o cuando estén en el gobierno van a hacer lo de siempre«, ha sostenido Gavira, quien ha asegurado que Vox «ha venido a la política a impregnarla de realidad y a la defensa de los españoles».

+ en
.
Fondo newsletter