«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
TRAS PRESENTAR EL MANIFIESTO JUNTO A UGL Y EL SINDICATO PATRIOTA HÚNGARO

Rodrigo Alonso, en la UE: «La dignidad de los trabajadores de Europa no se negocia ni está en venta»

Alianza entre Solidaridad, el sindicato italiano UGL y el sindicato patriota húngaro. Agustín Benito

El sindicato Solidaridad ha presentado este jueves en el Parlamento Europeo un manifiesto junto al sindicato italiano UGL y el húngaro Munkástanácsok en defensa de los trabajadores de Europa. «Juntos podemos revertir este caos que perjudica a los trabajadores», ha señalado su secretario general, Rodrigo Alonso, al tiempo que ha manifestado que «la solución para hacer frente a los burócratas es recuperar la soberanía de las naciones». «Los patriotas europeos tenemos que aspirar a crear alianzas. La dignidad de los trabajadores de Europa no se negocia ni está en venta», ha añadido.

Alonso, que ha agradecido al UGL que sea «una referencia y una guía» por su experiencia, por su tradición y por su modo de enfrentarse a los problemas que tienen los trabajadores». «Hoy es un gran día, vamos a poner una primera piedra hacia una revolución en la defensa de los trabajadores de Europa, hoy firmamos un manifiesto para poner en común los problemas a los que se enfrentan. Queremos promover una Europa basada en el respeto profundo a la soberanía de las naciones, intentan hacer de Europa un experimento de la laboratorio donde no sabemos donde quedan los derechos de los trabajadores», ha subrayado.

También ha denunciado que las elites políticas, económicas, sociales y sindicales de la izquierda son «responsables de la decadencia de Europa». «Se nos esta imponiendo una agenda que no hemos elegido y que nadie ha pedido. Los trabajadores necesitan un salario digno, condiciones laborales que les permitan tener una vivienda y formar un familia, poder seguir caminando de forma segura por sus barrios y vivir en libertad. El globalismo nos impide seguir siendo lo que somos».

El acto ha estado moderado por el jefe de la delegación de VOX en Bruselas, Jorge Buxadé, que ha incidido en la necesaria respuesta «desde la cooperación, la ayuda mutua y la alianza» de los patriotas europeos a los retos y problemas de los trabajadores.

Francesco Paolo Capone, secretario general de UGL, ha reivindicado a los sindicatos de Europa «que hacen un frente alternativo y tienen un modo diferente de ver el mundo laboral». En este sentido, ha recordado su trayectoria –nacieron en 1950– y ha declarado que «los empleos nuevos exigen respuestas innovadoras, no recetas del pasado». Los retos son, ha dicho, la automatización, la competencia a nivel mundial, el problema de la falta de la natalidad, la inmigración, que provoca una reducción de salarios, etc.

Por su parte, Flóra Idrányi, del sindicato húngaro, ha llamado a mejorar las condiciones de vida y de trabajo. «Necesitamos un mejor sistema de negociación colectiva, para la justicia social tiene que haber justicia económica», ha agregado, antes de pedir una reforma económica en la UE. Y Ádám Kósa, eurodiputado de Fidesz, ha señalado que ante el problema diagnosticado de Europa de la falta de natalidad y la regresión demográfica la respuesta sea la inmigración, una clase obrera nueva que vota a la izquierda, y ha reivindicado la cooperación entre naciones. «Los padres fundadores sabían lo que hacia funcionar a Europa: la cooperación clara y transparente de naciones libres e independientes», ha concluido.

+ en
.
Fondo newsletter