«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Es obligatoria en centros de salud, farmacias y residencias

Tres años de arbitrariedades: la mascarilla ya no es obligatoria en el transporte público

Un cártel en el que se lee: "Uso obligatorio de mascarilla". JAVIER PULPO / Europa Press

El uso de la mascarilla en el transporte público de España ha dejado de ser obligatorio este miércoles, una vez publicada en el Boletín Oficial del Estado la modificación del Real Decreto de 19 de abril de 2022 que aprobó ayer el Consejo de Ministros.

La medida fue anunciada este martes por la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, y la ministra de Sanidad, Carolina Darias, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde destacaron que así se avanza en la «normalización» de la vida tras haber pasado «lo peor».

De esta forma, las mascarillas ya sólo van a ser obligatorias en hospitales y centros de salud. También se tendrán que llevar al entrar en una farmacia y cuando se vaya a visitar a un residente de una residencia de ancianos y se esté en una zona compartida, o se sea un trabajador de este tipo de centros.

«Nos encontramos en un momento de enorme estabilización por la COVID-19 y una clara tendencia a la baja, por lo que contamos con los datos más bajos de la pandemia», detalló la ministra de Sanidad, para comentar que esta medida evidencia que se «sigue cumpliendo con la hoja de ruta planificada» para volver a la normalidad.

Darias puntualizó que el uso de las mascarillas va a seguir siendo recomendable en espacios cerrados para las personas más vulnerables, para aquellas con una infección respiratoria aguda o en los entornos familiares o sociales cuando haya personas vulnerables. Y comentó que, si bien en el ámbito laboral «no son obligatorias», en la normativa se plasma la posibilidad de que los servicios de riesgo y prevención de las empresas puedan obligar a sus trabajadores a usar las mascarillas.

La retirada de la mascarilla en el transporte público llega casi un año después de que su uso dejase de ser obligatorio en el exterior, medida aprobada el 10 de febrero, y unos meses más tarde (el 20 de abril) de que ya no se utilice en los espacios interiores. España deja de ser así el único país de Europa que obligaba a su uso en los transportes públicos.

+ en
.
Fondo newsletter