«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Urkullu exige que País Vasco y Cataluña puedan convocar referéndums

El lehendakari, Íñigo Urkullu, ha pedido en Madrid, ante embajadores de la Unión Europea, que se habiliten «cauces legales» para que el País Vasco y Cataluña puedan consultar a la ciudadanía sobre su futuro, si así lo deciden «de manera expresa y clara» sus instituciones parlamentarias.

En un encuentro con la diplomacia europea, Urkullu ha exigido avanzar en el reconocimiento jurídico-político de las »realidades nacionales vasca o catalana» y ha considerado necesario que, en el actual desencuentro territorial, se inicie una «nueva etapa» asentada en la voluntad de acuerdo y de pacto.
El líder vasco ha exigido que ambas regiones puedan activar en un futuro el denominado ‘derecho a decidir’. A diferencia del separatismo catalán, que no es recibido por las instituciones europeas, Urkullu ya ha mantenido varias reuniones con varios altos representantes europeos, como Juncker. De manera más discreta, el PNV está consiguiendo impulsar su acción exterior -algo que corresponde al Estado constitucionalmente- ante la impasible mirada del Gobierno del PP.
El lehendakari ha subrayado que «avanzar» en una solución política aconseja asumir esa »cultura plurinacional» y favorecer la defensa de la identidad de los pueblos.
Si bien el encuentro estuvo enfocado principalmente a la economía, Urkullu ha tenido palabras en defensa del «ideal de autogobierno» y el reconocimiento de la singularidad vasca en un nuevo Estatuto.
Además, el lehendakari ha expresado la vocación «europeísta » del PNV y la necesidad de articular, la participación efectiva en la gobernanza europea. «Este es el horizonte de nuestro proyecto», ha dicho.
Ante los embajadores, Urkullu ha defendido su modelo de gestión pública que se alinea con la «Estrategia 2020 de la Unión Europea» que promueve un crecimiento «inclusivo, sostenible e inteligente» y se ha referido a la «positiva» actualización del concierto vasco «tras una década de desavenencias».
Urkullu ha explicado que el acuerdo en torno al concierto económico ha resultado «positivo» para ambas partes y «refuerza» el carácter bilateral de las relaciones.
Ha reconocido que tienen una «dimensión política» porque el concierto es «la clave de bóveda» del autogobierno vasco y fundamenta las relaciones entre ambos ejecutivos «en el respeto y el reconocimiento mutuo». «Bilateralidad significa que nadie puede imponer su posición a la otra parte», ha precisado.
Ante una audiencia de diplomáticos, ha informado de que la tasa de pobreza de la región es la más baja del Estado si bien ha recordado que el objetivo de su Gobierno es reducirla un 20 por ciento esta legislatura.
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Los padres de la Constitución rechazan su reforma: 'No hay consenso'

TEMAS |
+ en
.
Fondo newsletter