«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
PIDE A NETANYAHU UN PLAN PARA LA POSGUERRA

Blinken vuelve a Israel para tratar de mediar en la guerra mientras sigue la ofensiva de Israel en Gaza y Líbano

Antony Blinken. Europa Press.
Antony Blinken. Europa Press.

El secretario del Departamento de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, ha aterrizado esta madrugada en Israel para reunirse con el Gobierno y abordar ante la Coordinadora Superior de Asuntos Humanitarios y de Reconstrucción de la ONU para la Franja de Gaza la «importancia» de fortalecer el mecanismo que brinda ayuda humanitaria a los palestinos y facilitar el regreso de las personas desplazadas. También va a pedir al Ejecutivo un plan para la posguerra y pretende mediar en los bombardeos que se están produciendo en el Líbano.

«(Ambos) han hecho hincapié en un compromiso compartido para llegar a los más vulnerables, incluida la ampliación urgente de la entrada de ayuda y bienes comerciales a Gaza, el aumento de ayuda localizada para satisfacer las necesidades inmediatas y la mejora de la financiación para la asistencia humanitaria», según reza un comunicado del Departamento de Estado.

Kaag se ha iniciado este lunes en el cargo que, según explica la ONU, tiene el objetivo de facilitar, coordinar, monitorizar y verificar los envíos de ayuda humanitaria al enclave, donde han fallecido más de 23.000 personas por los bombardeos israelíes desde el 7 de octubre, hace apenas tres meses.

Ante esto, el portavoz de Blinken, Matthew Miller, ha subrayado que «los civiles palestinos deben poder regresar a sus hogares tan pronto como las condiciones lo permitan» y ha asegurado que «no pueden ni deben ser presionados para que abandonen Gaza. «Debemos construir un futuro más seguro, más estable y más pacífico para la región», ha aseverado, si bien Washington es el principal aliado de Israel.

Blinken, que se encuentra de viaje por la región, se ha referido a la posible expansión del conflicto, aspecto que considera que «no debe» ocurrir, y ha denunciado que los ataques de los rebeldes yemeníes hutíes en el mar Rojo han «desviado casi el 20 por ciento del transporte marítimo mundial».

«Condenamos los ataques hutíes en el mar Rojo, uno de los corredores comerciales más transitados. Esto aumenta el costo y tiempo de traslado de alimentos, combustible, medicinas y ayuda humanitaria», ha señalado en referencia a los ataques de la insurgencia hutí, apoyada por Irán, contra Israel en «solidaridad» con el pueblo palestino.

Por otro lado, el jefe de la diplomacia estadounidense se ha referido a la normalización de las relaciones bilaterales entre Arabia Saudí e Israel, ya que las autoridades de ambos estaban cerca de un histórico acuerdo en este sentido antes del 7 de octubre, cuando las milicias palestinas atacaron el sur de Israel.

«Aquí hay un interés en la región en lograrlo. Pero requerirá que el conflicto en Gaza termine, y también requerirá claramente que haya un camino práctico hacia un Estado palestino. Esto es lo que he escuchado de todas las personas con las que hablamos al respecto. Este interés está ahí, es real y podría ser transformador», ha declarado.

+ en
.
Fondo newsletter