«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Ya preside la junta directiva del gasoducto Nord Stream

El excanciller alemán Gerhard Schroeder, el hombre que ideó el ‘apagón nuclear’ en Europa, nominado para la junta directiva de Gazprom

El excanciller alemán Gerhard Schroeder. Europa Press
El excanciller alemán Gerhard Schroeder. Europa Press

El próximo 30 de junio de 2022, en San Petersburgo, el excanciller alemán Gerhard Schroeder (1997-2005) será previsiblemente nombrado miembro del consejo de Gazprom, la empresa estatal distribuidora de gas.

La noticia de la nominación del socialdemócrata, que además ocupa la presidencia de la energética rusa Rosneft y forma parte del consejo de administración del gasoducto NordStream, coincide con la decisión de la también excanciller alemana, Angela Merkel, de adelantar el apagón nuclear en el país a este 2022 en una continuación de la política antinuclear que precisamente orquestó Schroeder cuando dirigía el Gobierno.

En el año 2000, Schroeder llegó a un consenso con las empresas eléctricas alemanas para cerrar antes de 2022 todas las nucleares del país así como prohibir la construcción de nuevas centrales. A su llegada al Gobierno, Merkel derogó el acuerdo y acordó ampliar la vida útil de las nucleares, una decisión a la que dio marcha atrás en 2011 para ejecutar el apagón nuclear en 2022.

La decisión de nominar como directivo de una empresa distribuidora de gas a quien lideró en Europa el inicio del fin de la energía nuclear, llama aún más la atención si se tiene en cuenta el contexto actual que atraviesa la Unión Europea con continuos ataques de los burócratas de Bruselas hacia las nucleares en favor de la «transición ecológica» y con el precio de la energía en máximos históricos.

Mientras en Europa, países como Alemania aplican políticas antinucleares, la Comisión Europea (CE) ha confirmado este miércoles que mantendrá la energía nuclear y el gas natural dentro de la clasificación de inversiones «verdes» porque las ve necesarias para la transición a energías limpias.

En España, el ataque a las nucleares está liderado por el presidente del Gobierno socialcomunista, Pedro Sánchez, quien se ha opuesto a esta decisión de la CE y ha señalado que «Europa no puede dar pasos atrás calificando de energía verde lo que no es».

Sin embargo, las políticas antinucleares no son exclusivas de Gobiernos socialistas como el español o el alemán, los Ejecutivos del Partido Popular también aplicaron restricciones y cierres de centrales nucleares y térmicas en el país con resultados catastróficos para la soberanía energética de la nación y para el bolsillo de los consumidores que, en el último año, han pagado los recibos de la luz más caros de la historia.

Lo mismo ha ocurrido en el país germano. Siguiendo las políticas de Schroeder y como líderes de la lucha antinuclear, los alemanes han sufrido en diez años un incremento del 50 por ciento en el precio de la electricidad, un 40 por ciento más alto que el promedio europeo.

Mientras la obsesión climática ahoga a los ciudadanos, el excanciller alemán recibe al menos 530.000 euros al año sólo por cargos como el que ocupa en Rosneft, de acuerdo con las cuentas del diario Bild. Una cifra que previsiblemente aumentará cuando asuma su nuevo cargo en Gazprom.

TEMAS |
.
Fondo newsletter