Polonia restringe durante tres meses más el acceso a las zonas fronterizas con Bielorrusia

para hacer frente a la avalancha migratoria
Soldados en la frontera de Polonia ante la avalancha migratoria Soldados en la frontera de Polonia ante la avalancha migratoria. Europa Press

El Gobierno de Polonia ha impuesto restricciones de acceso a las zonas fronterizas con Bielorrusia por tres meses más en el marco de la avalancha migratoria, con lo que se seguirá prohibiendo la estancia en la zona a civiles, periodistas y organizaciones de ayuda humanitaria.

La orden, que entra en vigor este miércoles, se ha adoptado después de la aprobación este martes en el Parlamento de Polonia de una ley que permite limitar temporalmente el acceso a las fronteras exteriores de la Unión Europea (UE) con Bielorrusia, Rusia y Ucrania.

La ley, propuesta por el gobernante partido Ley y Justicia (PiS), ha salido adelante con el apoyo de la mayoría de los legisladores polacos.

A principios de septiembre, el Gobierno polaco declaró el estado de emergencia en el tramo de su frontera con Bielorrusia, una medida que iba a expirar en la medianoche de este domingo y no podía extenderse de forma legal según la Constitución polaca. Con la normativa aprobada este martes, el Ministerio del Interior se ha hecho con la herramienta para restringir el acceso a la frontera.

Asimismo, la nueva normativa permite a la cartera decidir exactamente en qué área se aplica el mecanismo, así como deja que el comando local de la Guardia Fronteriza pueda contemplar excepciones individuales a la prohibición de acceso.

De este modo, el Gobierno no ha tardado en renovar las restricciones en la zona. Una vez que el presidente polaco, Andrzej Duda, ha firmado la nueva ley, el ministro del Interior, Mariusz Kaminski, ha anunciado a través de Twitter que desde este miércoles entran en vigor tres normativas relacionadas con la protección de la frontera oriental polaca.

«La más importante (de las normativas) se refiere a la prohibición de permanecer en la zona donde, hasta ahora, estaba vigente el estado de emergencia. La normativa se aplica durante tres meses», ha sentenciado.

La Guardia Fronteriza de Polonia ha alertado este martes de que al menos 134 inmigrantes han intentado cruzar la frontera desde Bielorrusia en la última jornada y ha acusado a varios de ellos de actuar de forma «agresiva».

Así, los guardias han señalado que un grupo de inmigrantes han lanzado piedras y petardos contra los agentes polacos cerca de la ciudad de Szudzialowo, en la frontera, según han indicado en un mensaje difundido a través de la cuenta de Twitter de la Guardia Fronteriza.

Por otra parte, las autoridades han informado de que el vuelo programado para esta jornada y en el que se iban a repatriar inmigrantes iraquíes ha sido suspendido. El vuelo, operado por la compañía Iraqi Airways, iba a despegar poco después del mediodía con destino Erbil, en el norte de Irak, según ha confirmado el Aeropuerto de Minsk, que no ha detallado los motivos de la cancelación.

Cientos de inmigrantes que se encontraban en la frontera entre los dos países han sido repatriados a lo largo del fin de semana. El viceministro de Exteriores polaco, Marcin Przydacz, ha indicado que la Embajada de Irak en Rusia ha comenzado a organizar estas repatriaciones.

Sin embargo, ha matizado que no podrá hablar del final de la avalancha migratoria «hasta que haya acabado verdaderamente».

Deja una respuesta