Preocupación por el control del sector eléctrico chileno por parte del régimen comunista chino

Tras la compra de la Compañía General de Electricidad

La mayor compañía de distribución y transmisión de energía eléctrica del mundo, la china State Grid, ha acordado comprar la Compañía General de Electricidad en Chile (CGE) -ligada a la española Naturgy-, una venta evaluada en unos 3.000 millones de dólares que ha provocado un auténtico seísmo en el país y la reacción de distintos diputados por el temor a la concentración en el sector, aunque está sujeta a las aprobaciones reglamentarias pertinentes.

Así, la comisión de Economía de la Cámara de Diputados ha decidido citar al ministro de Interior, Rodrigo Delgado, y al ministro de Defensa, Mario Desbordes, para que expliquen una transacción que se suma a la adquisición el pasado mes de junio por parte de State Grid de la distribuidora Chilquinta. También entró en 2018 en la propiedad de la transmisora eléctrica Transelec y compró Pacific Hydro.

En la Cámara Baja, el diputado y presidente de dicha comisión, Jaime Naranjo (Partido Socialista), denunció que “quien está detrás es el Partido Comunista”. “A mí me parece de la mayor gravedad lo que está ocurriendo (…) pero lo que sorprende es que algunos sean indiferentes a esta penetración que está haciendo el imperio chino”.

Por su parte, el diputado Miguel Mellado (Renovación Nacional), señaló que la compra les preocupaba “porque son empresas del Estado chino” y State Grid ya compró Chilquinta, Pacific Hydro, Transelec, etc, “y todas están en la comisión estatal para la supervisión de empresas estatales de China, es decir, pertenecen al Estado chino, cuyos jerarcas son del comité central del Partido Comunista”.

En la misma sesión, según recoge Emol.com, el Fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco, aseveró que la institución “no ha recibido todavía la notificación de la compra” y que cuando la tenga la revisará y la analizará conforme al estándar legal.

El grupo espera completar la venta antes de finales de febrero de 2021, por lo que será entonces cuando la Fiscalía analice si la operación reduce la competencia en el mercado y si tiene la potencialidad de excluir a competidores, de aumentar los precios o de una integración vertical. CGE es responsable de la distribución del 40% de la energía eléctrica en Chile.

Asimismo, Riesco comentó que “el hecho de que China esté invirtiendo en el sector eléctrico nacional es indesmentible, una realidad que no se puede desconocer”. “Los riesgos que podemos detectar y mitigar son aquellos que derivan de una menor competencia en cada uno de estos sectores”, afirmó, al tiempo que recordó que sobre “los riesgos políticos, económicos, geopolíticos y de seguridad nacional” no les corresponde pronunciarse.

Deja una respuesta