'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

El buenismo nacional equipara el atentado de Barcelona con la ‘islamofobia’ en España

Las entidades firmantes exigen medidas para una sociedad «inclusiva y tolerante». ¿Tan ‘tolerante’ como los principios propugnados por la ley islámica?

El buenismo nacional -representado por el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid, la Comisión Islámica de España, el Ilustre Colegio de Abogados de Madrid o el Arzobispado de Madrid- no ha tenido reparos en equiparar el terrorismo islamista del ISIS con la “islamofobia” en España.

Así, bajo un comunicado que en principio parece anunciar una condena “absoluta y sin paliativos” de los atentados en Barcelona y Cambrils, se esconde una sorprendente unanimidad cuando de defender al islam se trata en un país -España- azotado en más de una ocasión por el terrorismo radical islamista y con 16 muertos todavía encima de la mesa.

Las organizaciones de la sociedad civil e instituciones firmantes exigen medidas para una sociedad “inclusiva y tolerante” y -sin ningún tipo de tapujo- ponen a la misma altura dos realidades radicalmente distintas.

Pero queda en el aire si cuando hacen esta petición se refieren a los “tolerantes” principios que propugna la ley islámica, tales como la inferioridad de la mujer o la persecución a los homosexuales.

Las entidades que suscriben este Pacto de Convivencia amparan por tanto a quienes difunden sin reparos la inferioridad del cristianismo, la aniquilación de los derechos de la mujer y el combate a los valores de las sociedades occidentales.

“Ante los discursos y delitos de odio reclamamos la intervención de las autoridades de nuestro país. Expresamos también nuestra solidaridad con las víctimas de los mismos”, afirman obviando que el delito de odio que se encuentra en alza en España no es otro que la cristianofobia.

Tal y como alertó el pasado mes de abril el Centro Jurídico Tomás Moro, “los cristianos están siendo atacados y agredidos no sólo por personas individuales, sino también por las instituciones que no quieren defender los legítimos derechos de los cristianos, por los partidos políticos que alientan el odio hacia una población que siente mermados sus derechos y por parte de algunos medios de comunicación que no informan con la objetividad e imparcialidad que exige la ética periodística”.

La organización denunció entonces un incremento de los delitos de odio contra los cristianos y decidió crear el Observatorio contra la Cristianofobia para suplir la “inactividad de los poderes públicos en la defensa de los derechos de la mayoría social”.

La triste realidad es que en la manifestación del pasado sábado en Barcelona, organizada en principio para condenar los atentados islamistas de Barcelona y Cambrils -pero usada por el separatismo como un ensayo para la Diada del próximo 11 de septiembre-, apenas se vieron pancartas condenando el terrorismo islamista y sí la islamofobia.

Cabe recordar que el término ‘islamofobia’ fue acuñado por Trevor Phillips, jefe de la Comisión de Igualdad y Derechos Humanos de Reino Unido (CEDH) -entre 2003 y 2012- y destacado líder del Partido Laborista.

Philips admitió tiempo después que »estaba equivocado» en sus tesis sobre la inmigración musulmana y su integración, y se arrepintió. »Creía que los musulmanes se integrarían en Gran Bretaña… Debería haberlo pensado mejor’, dijo a Channel 4, dial que emitió un documental llamado »Lo que realmente piensan los musulmanes británicos» en el que se desgranaban aspectos relevantes relativos a la segregación musulmana y a la creación de »naciones dentro de naciones» por parte de las comunidades islámicas en Occidente.

Trevor Phillips denunció que buena parte de la culpa de la segregación en los barrios ingleses corresponde a las élites. ‘‘Muchos de nuestros políticos y medios simplemente se niegan a reconocer la verdad. Cualquier comportamiento indeseable se atribuye a la pobreza y la alienación». Considera que los poderes fácticos intentan disfrazar lo que es »la verdadera cara del Islam».

A continuación reproducimos el comunicado íntegro del Pacto de Convivencia:

«La plataforma Pacto de Convivencia, integrada por las organizaciones de la sociedad civil e instituciones que suscriben, queremos expresar nuestro dolor, afecto y solidaridad a las víctimas de los ataques terroristas sufridos en Barcelona y Cambrils, a sus familiares y amigos, y a toda la ciudadanía conmocionada por estos hechos que condenamos de manera absoluta y sin paliativos. Con convicción firme y voluntad de trabajo reafirmamos nuestro deber cívico para la construcción de la convivencia y la cohesión social, y el propósito de trabajar juntos para lograr una sociedad que anhela convivir en la pluralidad y el máximo respeto mutuo;

Nos unimos a todas las personas que rechazan y condenan estos atentados terroristas, y repudiamos la instrumentalización religiosa que efectúan organizaciones criminales como DAESH al servicio de una intolerancia fanática que solo deja tras de sí el dolor y el sufrimiento de miles de personas inocentes en todo el planeta.

Denunciamos y condenamos también las reacciones de islamofobia, los ataques a mezquitas y centros musulmanes, y los actos de incitación al odio en todas sus formas generados en los últimos días en España. Ante los discursos y delitos de odio reclamamos la intervención de las autoridades de nuestro país. Expresamos también nuestra solidaridad con las víctimas de los mismos.

Pedimos a las instituciones y a la ciudadanía la mayor solidaridad con las víctimas del terrorismo y un esfuerzo común para la erradicación de estas organizaciones de integrismo criminal. Instamos también al máximo compromiso activo en defensa de la dignidad de las personas, los derechos humanos y los valores democráticos para la construcción de sociedades tolerantes, de acogida e inclusivas. Para ello hacemos hoy un llamamiento a la prevención activa de la radicalización violenta y, en especial, a la protección de los menores ante la misma.

Las entidades que suscriben este Pacto de Convivencia expresan su intención de desarrollar todo tipo de iniciativas a su alcance, entre las que no se descartan convocatorias a la movilización ciudadana que, en el marco de sus objetivos de prevención e intervención contra la radicalización hacia el extremismo violento, contribuyan al fomento de la convivencia en una sociedad democrática, pacífica, libre e igualitaria».

 

Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer más…

Los medios ocultan la procedencia magrebí de los violadores de Rímini

Las ayudas sociales durante 13 años a un imán que pidió ‘destruir a los cristianos’

Decenas de mezquitas llaman a la yihad en Bélgica

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter