«Ser es defenderse», RAMIRO DE MAEZTU
La Gaceta de la Iberosfera
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
POR PARTE DE JUNTS ACUDIRÁN NOGUERAS Y TURULL

El PSOE y Junts discutirán el sábado en Suiza las condiciones para el referéndum de secesión

Reunión entre Santos Cerdán (PSOE) y el prófugo Carles Puigdemont. PSOE

PSOE y Junts celebrarán su primera reunión con un verificador internacional este sábado 2 de diciembre en Ginebra (Suiza), después de que ambas formaciones llegaran a un acuerdo para la investidura de Pedro Sánchez, según han adelantado El Confidencial y Vozpópuli. El tema principal a tratar serán las condiciones para que se produzca el referéndum de secesión en Cataluña prometido por Pedro Sánchez a los separatistas.

El acuerdo firmado por las dos formaciones para la investidura de Sánchez recogía que la primera reunión de negociación debería celebrarse en el mes de noviembre, aunque finalmente se llevará unos días más tarde, después de que ambos partidos cuadraran agendas. También acordaron que en este primer encuentro ya abordarían la cuestión del reconocimiento nacional de Cataluña y del supuesto déficit del Estado con esta comunidad.

PSOE y Junts acordaron además dotarse de un mecanismo internacional entre ambas organizaciones para «acompañar, verificar y realizar seguimiento de todo el proceso de negociación y de los acuerdos entre ambas formaciones a los que se llegue», según el texto, que participará en este primer encuentro, aunque todavía se desconoce su identidad.

Sobre el reconocimiento nacional de Cataluña, ambos partidos dejaron por escrito que Junts pedirá celebrar un referéndum de autodeterminación «amparado en el artículo 92 de la Constitución», según mencionaban, mientras que el PSOE defenderá el desarrollo del Estatuto catalán de 2006 «así como el pleno despliegue y el respeto a las instituciones del autogobierno y a la singularidad institucional, cultural y lingüística de Cataluña».

En cuanto al déficit, Junts va a reclamar una modificación de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas que establezca la «singularidad» de Cataluña y facilite la cesión del 100% de todos los tributos que se pagan en Cataluña, una fórmula similar a la que ya rige en el País Vasco.

De su lado, el PSOE apostará por llevar a cabo un «diálogo singular» sobre el modelo de financiación con Cataluña y también por promover el regreso a Cataluña de la sede social de las empresas que cambiaron su ubicación a causa del procès.

Ninguna de las dos partes ha desvelado la identidad del verificador, aunque fuentes socialistas indicaron que no sería una persona «con nombres y apellidos» sino una organización dedicada a hacer este tipo de labores de mediación.

La semana pasada el presidente del Gobierno, durante su gira por Oriente Próximo en una conversación informal con periodistas defendió la inclusión de un mecanismo de verificación en el diálogo con Junts porque, a su juicio, puede ser de ayuda dada la «desconfianza» existente entre ambas formaciones.

Desde el PSOE además defienden establecer este mecanismo de verificación porque ambos partidos parten de posiciones totalmente antagónicas, según señalan, porque Junts quiere un referéndum de autodeterminación mientras que los socialistas apuestan por desarrollar el Estatuto de Autonomía catalán del año 2006.

En la citada conversación Sánchez también confirmó que la delegación del PSOE en esta reunión la encabezará el secretario de Organización, Santos Cerdán, quien ya estuvo al frente de la negociación con Junts y se trasladó a Bruselas durante varios días para cerrar definitivamente el pacto.

El PSOE considera que llevara cabo estas reuniones supone un avance significativo respecto a la situación vivida hasta ahora con los posconvergentes con los que prácticamente no había diálogo mientras que ahora se van a sentar a hablar.

Señalan además que llevarán estas conversaciones con discreción y comunicarán los acuerdos cuando se produzcan, pero no cuentan con hacer públicas las actas de cada encuentro. Tampoco avanzan si ven posibilidades de que se produzcan acuerdos en el corto plazo. Más bien apuntan a conversaciones de largo recorrido a partir de los puntos recogidos en el texto del acuerdo.

Este mismo miércoles en los pasillos del Congreso, Cerdán ha tratado de restar importancia a la cita al señalar que es «una reunión de trabajo, nada más» y ha evitado confirmar los detalles del encuentro, la fecha, el lugar y el nombre del verificador internacional.

Así, ha señalado que PSOE y Junts han «cuadrado las agendas» y por tanto «habrá una reunión, evidentemente» aunque ha evitado concretar. Además ha señalado que ya habían anunciado en el acuerdo entre PSOE y Junts que iba a haber reuniones de este tipo. «No es la primera ni va a ser la última», ha indicado.

Sobre este asunto también se ha pronunciado el portavoz en el Congreso, Patxi López, que asegura no conocer los detalles de la reunión con Junts en Ginebra.

López, que esta misma semana ha sido ratificado en su puesto por la Ejecutiva Federal del PSOE también ha sido cuestionado por las palabras del expresidente catalán Carles Puigdemont, que previsiblemente participará en ese encuentro como integrante de la delegación de Junts.

El dirigente de Junts trasladó hace dos días al presidente del Partido Popular Europeo, Manfred Weber, que estaría dispuesto a apoyar una moción de censura del PP contra Pedro Sánchez si los socialistas no cumplen sus compromisos, según ‘Político’.

A este respecto, Patxi López, ha rechazado esta posibilidad al señalar que llevarán a cabo lo pactado con Junts. Sostiene que cuentan con la mayoría necesaria para sacar adelante iniciativas y reitera que cumplirán los pactos suscritos que han permitido que haya Gobierno. «Nosotros cumplimos», ha remarcado.

+ en
.
Fondo newsletter