'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
Este artículo se publicó en La Gaceta antes de convertirse en La Gaceta de la Iberosfera, no siendo entonces propiedad de Fundación Disenso.

Los andaluces son inmigrantes, las barbaridades que se enseñan en Cataluña

El material de 2º, 3º y 4º de las editoriales Barcanova, Cruïlla, Edebé, La Galera, Santillana y Vicens Vives contienen adoctrinamiento separatista.

Los andaluces y los extremeños son inmigrantes, ha habido un genocidio cultural catalán, y también una “explotación económica inmisericorde y marginación de los catalanes por parte del Estado español”. Estas son algunas de las falsedades que se enseñan a los chicos de la ESO en Cataluña sobre la historia de España.
Así se desprende de un reciente informe del Sindicato de profesores AMES (Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria), que preside Antonio Jimeno, y que ha revisado uno por uno los libros de texto de Geografía e Historia de 2º, 3º y 4º de ESO, pertenecientes a las editoriales Barcanova, Cruïlla, Edebé, La Galera, Santillana y Vicens Vives.
Ha encontrado un puñado de planteamientos ideológicos partidistas, que sólo son defendidos por los partidos separatistas, que no son compatibles con nuestra Constitución, y que no se deberían enseñar en los centros educativos.
Socials 3 ( Editorial Barcanova), de 3º de ESO es el libro con más contenidos de adoctrinamiento separatista, hasta quince. En esta información tiene desgranado los despropósitos que difunde entre los jóvenes: Así adoctrinan en Cataluña a los alumnos de la ESO.
Le sigue en el ranking el manual de historia de 4º de ESO, de la editorial Teide, con 12 contenidos de adoctrinamiento independentista, Causan estupor.
Para empezar, AMES informa de que el temario contiene la historia de Europa y Universal y la de ‘Cataluña y España’, por lo que ya aquí «se contrapone Cataluña y España, como si fueran dos realidades separadas y diferentes».
En el tema 7, titulado ‘Cataluña y España 1899-1931’, «presenta una imagen de la Dictadura y los militares españoles como hostiles al catalanismo y a Cataluña»: «Como ya sabemos, los militares españoles sentían una gran aversión contra el catalanismo (…) La bandera catalana va a ser prohibida y la Mancomunidad de Cataluña va a ser disuelta» (pg. 171) «.

AMES denuncia, además, que no se justifica que un libro para estudiantes de ESO establezca un subapartado sobre La República Catalana, «sólo los deseos y las fantasías de los nacionalistas, a los cuales se pliega el manual».


Señala que en el subapartado El Estatuto de Autonomía (pg. 210) se dice que «una comisión formada por representantes de varios partidos políticos redactó el Estatuto de Autonomía (conocido como Estatuto de Nuria) porque se elaboró ​​en el hotel del valle de Nuria, que fue aprobado por los ayuntamientos catalanes y por la población de Cataluña en un referéndum (destacado y subrayado en el texto original) el 2 de agosto de 1931». AMES afirma que «con toda claridad es una alusion a la campaña por un referéndum de secesión para Cataluña, en marcha desde el año 2012″.
Además, explica que el texto del Estatuto de Nuria tuvo que ser adaptado en las Cortes a la Constitución, lo cual es señalado en el manual en un «tono victimista«: «El Estatuto aprobado por las Cortes estaba muy recortado en relación al Estatuto de Núria» (pg 210). Algo que, para AMES, «inevitablemente, trae a la memoria la campaña victimista en relación a los “recortes” que el Tribunal Constitucional realizó sobre el texto del Estatuto de 2006, y que han servido de excusa al actual proceso de secesión.
Este sindicato afirma que se utiliza en el manual expresamente la palabra recorte (retall), aunque en la epoca se hablaba de la discusión del Estatuto o de la modificación del Estatuto, y que «el propósito parece consistir en que el alumno relacione los recortes del Estatuto de 1931 con los recortes del Estatuto de 2006, de la misma manera que antes se le ha sugerido un nexo del referéndum de 1931 con el referéndum que se busca en el momento actual», «y que asimile los siguientes mensajes subliminales: a) Las instituciones españolas siempre han recortado las legítimas aspiraciones de los catalanes, hoy igual que en 1931. b) Los catalanes conseguiremos hoy un referéndum de la misma manera que lo conseguimos en 1931″.
Por otra parte, informa de que en el tema del Antiguo Régimen y la Revolución Francesa se afirma que «se implantó un nuevo impuesto único, el catastro, muy oneroso», y que el calificativo oneroso da a entender que supuso una carga insoportable para Cataluña y una dura explotación económica por parte del Estado español, lo cual es falso. Apunta que en la siguiente página se vuelve a insistir en la idea “de explotación económica inmisericorde y marginación de los catalanes por parte del Estado español”.
En el apartado Cataluña 5 ‘Cataluña y España en el s.XIX el Estado español es presentado como «un territorio atrasado y rústico», y recoge que «la economía española del siglo XIX presenta un retraso que ha llevado a algunos historiadores a considerar que el conjunto de España no hubo una auténtica revolución industrial. La agricultura española, muy atrasada, tenía unos rendimientos muy bajos «(pg 122). En cambio, «en Cataluña, el proceso de industrialización hizo que naciera una burguesia industrial» (pg 124). AMES indica que «da la impresión de sugerir que ese proceso de industrialización fue fruto espontáneo de una situación de progreso y adelanto de Cataluña con respecto a España, fruto de una superioridad natural. Y todo eso a pesar de la gran represión y el enorme perjuicio económico ocasionado a Cataluña por la nueva dinastía borbónica, descritos anteriormente por el manual».
Además, en el apartado 3 ‘La evolución económica y social’, subapartado 3.1 ‘Los años de la autarquía’ (pg 260) se afirma que «la España de la posguerra era un país extremadamente pobre y atrasado» (en negrita en el original), «dando de nuevo la imagen de la España pobre, atrasada y represiva». «Una imagen reiterada, por la que es imposible que el alumno puedo desarrollar afecto. Pues a nadie le gusta identificarse con un país así», subraya AMES.
Además, en el manual «de forma falsa» difunde que «fue prohibido el estudio y promoción de la lengua y cultura catalanas durante el franquismo». AMES destaca que “el objetivo de semejante falsedad es que «el alumno interiorice el mito del genocidio cultural catalán”.
Informa también que en el libro «se hace un esfuerzo en presentar al catalanismo político como un movimiento avanzado y de izquierdas», y que se insiste en la «dura represión de la cultura catalana»: «En Cataluña la represión franquista fue especialmente grave porque también se reprimió duramente la cultura catalana. Así se cambiaron los nombres de muchas calles, se prohibieron las sardanas, el himno y la bandera catalana, y la lengua catalana fue objeto de una represión extrema: se prohibió que se enseñara en la escuela, que se usara en el teatro y en la edición de libros y periódicos, e incluso se prohibió hablar catalán en los lugares públicos».
En un apartado titulado La resistència política (pg 265) se afirma que «un jove polític, Jordi Pujol, va organizar «diversas actuaciones antifranquistas, como los hechos del Palau». AMES indica que «no se dice una palabra sobre su implicación posterior, a partir de 1980, en una gigantesca red de corrupción y tráfico de influencias (el famoso 3 %), que le reportó una inmensa fortuna a él y a toda su familia”, sino tan sólo «una críptica alusión, mucho más adelante», en la página 323, donde se habla de diversos casos de presunta corrupción económica “como el caso Pujol”.
Por otra parte, AMES alerta de que en el tema 6 ‘Cataluña y el franquismo: los cambios sociales y económicos’, en el subapartado 6.1. ‘El crecimiento demográfico y la inmigración’ (pg 266) se dice que «el crecimiento demográfico más espectacular se dio a lo largo de los años 60 gracias a la avalancha inmigratoria. Entre 1961 y 1965 llegaron a Cataluña 683. 000 personas, y entre 1966 y 1970, unas 600.000 más (…) Los inmigrantes procedían especialmente de Andalucía (45%) y de Extremadura (más del 10%). Todo Cataluña verse afectada por un fenómeno de estas dimensiones, pero los nuevos catalanes se concentraron sobre todo en las ciudades y las comarcas más industrializadas».
AMES critica que “no es muy adecuado calificar continuamente de inmigrantes a ciudadanos que se han trasladado a vivir a otra parte de su país”. El sindicato resalta que este manual “está insinuando una consideración de extranjeros, que suponen un problema, especialmente cuando se les califica de avalancha inmigratoria. Y apostilla que «esta sensación viene reforzada por una fotografía de los años 60 que sirve para ilustrar el apartado, en la que aparecen dos hombres y una mujer, de modestísima condición, penosamente cargados con maletas y bultos».

Además, el sindicato de profesores Acción para la Mejora de la Enseñanza Secundaria expresa que “es una realidad que tanto este libro de texto como los políticos impulsores del proceso separatista dejan los hechos de lado siempre que les conviene, para poder dar una imagen victimista y falsa de Cataluña y de su situación en el conjunto de España”.
Asimismo, avisa de que en el apartado ‘El auge del separatismo en Catalunya’ (2011-16), concretamente en las páginas 322 y 323, “se justifica el proceso de secesión en la sentencia del Tribunal Constitucional del año 2010 que recortaba el Estatuto del 2006, en la negativa del presidente del Gobierno Mariano a Rajoy a la exigencia del presidente de la Generalitat Artur Mas de un pacto fiscal al estilo vasco y en la no aceptación del Congreso de los Diputados de la cesión a la Generalitat de las competencias para convocar un referéndum”.
“Con esta información es evidente que cualquier alumno debería pensar que es perfectamente normal que un gobierno regional desoiga el mandato del gobierno de la Nación y del máximo tribunal del Estado, organice un referéndum ilegal (en la pg 323 se incluye incluso una foto de las papeletas) y promueva un proceso de secesión”, manifiesta AMES.
Apunta que “la culpa la tendría, como en otros momentos de la Historia, el perverso gobierno derechista de España, que no quiere poner remedio al ahogo económico de Cataluña, no permite hacer un referéndum democrático y encima pretende disminuir las competencias de la Generalitat. En definitiva, la misma visión maniquea, victimista y adoctrinadora hasta el final”.
Completan la lista el libro de Santillana de 4º de ESO (10 contenidos), el de Cruïlla de 4º de ESO (9 contenidos), Vicens Vives de 4º de ESO (9 contenidos), Santillana de 3º de ESO (8 contenidos), Barcanova de 2º de ESO (7 contenidos), Cruïlla de 3º de ESO (7 contenidos), Vicens Vives 3º de ESO (7 contenidos), La Galera de 2º de ESO (6 contenidos), Cruïlla de 2º de ESO (6 contenidos), La Galera de 3º ESO (5 contenidos), Vicens Vives de 2º ESO (5 contenidos), La Galera de 4º ESO (4 contenidos), Santillana de 2º ESO (4 contenidos), Edebé de 4º ESO (3 contenidos).

¿Cómo poner coto a esta manipulación?

AMES considera que la mejor solución para enderezar esta situación, -en su opinión, la única-, sería el establecimiento de evaluaciones externas al final de la Primaria y de la ESO, que deberían ser las mismas para todas las comunidades, aplicadas y corregidas por funcionarios dependientes directamente del Ministerio de Educación.
“Esto permitiría valorar si los alumnos están recibiendo los conocimientos adecuados en cada una de las materias y con las orientaciones ideológicas recogidas en la Constitución y en los Estatutos de Autonomía”, apunta este sindicato, e indica que la Alta Inspección debería ser la responsable de organizarlas.
 
Alguna publicidad valiente y la ayuda desinteresada de muchos lectores como tú han hecho posible esta noticia. Conoces nuestra línea editorial, a contracorriente de la ideología dominante y desacomplejadamente comprometida con la dignidad humana, la unidad de España y la identidad de Europa. No es fácil ni es barato sostener un medio de comunicación que beba de estos postulados, siempre contra los más poderosos. Por eso te pedimos que nos ayudes con una aportación, que formes parte de nuestro proyecto, que ayudes a que sigamos incordiando al Poder. Puedes hacerlo de varias maneras, infórmate aquí.

Leer más…

¿Que no hay adoctrinamiento escolar en Cataluña? Van 25 ejemplos
Seis profesores acusados por el 1-O culpan a los alumnos
Varios profesores imputados por enseñar a niños que la Guardia Civil mata
En el 70% de los centros públicos de Baleares hay adoctrinamiento

TEMAS |
+ en

Noticias de España

.
Fondo newsletter