Pío Moa: 

Un partido de ladrones y asesinos

Opinión
Pío Moa