'Ser es defenderse'
RAMIRO DE MAEZTU
UN AÑO MARCADO POR EL CONSENSO PP-PSOE PARA RESTRINGIR LIBERTADES

VOX… y el resto: el 2021 consolida un ‘nuevo bipartidismo’ en España

El líder de VOX, Santiago Abascal, en el acto Viva 21 organizado por VOX. Flicker

Se va 2021, un año marcado en España por el coronavirus, la crisis económica y la restricción de libertades, y en el que VOX se ha consolidado como única alternativa a un Gobierno que ha impulsado -ignorando los problemas reales de los españoles- su proyecto totalitario-ideológico y ha utilizado -y continúa utilizando- la ilegalidad como un instrumento para afianzarse en el poder. Así lo constató el Tribunal Constitucional (TC) declarando ilegales los dos estados de alarma y el «cerrojazo» del Congreso por la pandemia, tras las acciones judiciales de la formación liderada por Santiago Abascal. Dichos éxitos de VOX llevaron a los partidos del Gobierno (PSOE y Podemos) y al PP a pactar una nueva composición del TC. El objetivo era -Pablo Iglesias dixit- bloquear sus recursos.

Un año en el que solo VOX ha defendido la libertad de vacunación y se ha opuesto a los pasaportes covid que vulneran derechos fundamentales. Y en el que Pedro Sánchez ha revalidado su alianza con los proetarras después de aprobar concesiones en materia lingüística y seguir excarcelando terroristas, y con los separatistas catalanes aprobando el indulto a los golpistas condenados por un delito de sedición, decisiones todas que le han devuelto con el respaldo a los Presupuestos Generales, sacados adelante con datos falseados en las previsiones de crecimiento y en los que han colado -otra vez- enmiendas a leyes que nada tienen que ver con las propias cuentas.

Un año en el que el líder del PP, Pablo Casado, se ha repartido con el PSOE, además del TC, órganos constitucionales como el Tribunal de Cuentas o el Defensor del Pueblo, y ha llegado a afirmar que está dispuesto a ofrecer a los socialistas una gran coalición después de las próximas elecciones generales.

Un año en el que el PP se ha manifestado con virulencia contra VOX en ciudades como Ceuta -permitiendo incluso que los partidos islámicos y la izquierda declarara ‘persona non grata’ a Abascal-, y ha incumplido sus pactos de investidura en otras como Madrid o la Comunidad Autónoma de Andalucía. Y en el que populares y socialistas han vuelto a demostrar que comparten los postulados de la globalista Agenda 2030: la obsesión climática, la ideología de género y el multiculturalismo. Y que también coinciden en la defensa del aumento del despilfarro político y de la Unión Europea de los burócratas y de las élites globalistas.

Un año en el que ha continuado la avalancha migratoria con la llegada de casi 52.000 inmigrantes ilegales a las costas españolas, más de un 27% más que el año anterior. Y con ello la inseguridad en los barrios de muchas ciudades. Mención aparte merece el asalto el pasado mes de mayo a Ceuta de más de 10.000 ilegales alentados por el Gobierno de Marruecos para presionar a un Ejecutivo español que a lo largo de estos 365 días ha alimentado el «efecto llamada» y ha avanzado en su rodillo ideológico.

Así, Sánchez y sus ministros han incidido en el revisionismo histórico con la tramitación de la Ley de Memoria Democrática -que constituye la imposición de una verdad oficial y supone un nuevo atropello a la libertad de pensamiento, de expresión y de cátedra, entre otras-; en el ataque al derecho a la vida con la proposición para castigar con penas de prisión a aquellos que proporcionen información o recen a las puertas de centros abortistas y con la aprobación de la Ley de Eutanasia, una norma que devalúa el valor de la propia vida y la confianza médico-paciente, y cuya aprobación llegó sin tener en cuenta el criterio de la mayoría de asociaciones médicas; y en la consolidación de su proyecto de ingeniería social con la Ley de Protección de la Infancia (Ley Herodes) y la Ley de Libertad Sexual.

Un año «filoménico» en el que en el que la clase media española ha perdido poder adquisitivo con el aumento de la inflación -el IPC se ha situado en diciembre en el mayor nivel en casi 30 años-, los precios de productos básicos se han disparado, el precio de la luz ha ido superando enésimos máximos -llegando a rozar los 400 euros por megavatio hora-, en el que las ayudas a los ciudadanos de La Palma que han sufrido el peor desastre natural desde que se tienen datos (evaluado en más de 800 millones de euros) siguen sin llegar y en el que España sigue liderado la tasa de paro juvenil en Europa. Y todo mientras el gasto político para pagar a asesores elegidos a dedo por el Gobierno se ha disparado, Sánchez ha seguido acudiendo a actos del PSOE a bordo del Falcon, Alberto Garzón se ha mantenido empeñado en imponer a los niños con qué tienen que jugar y el Ministerio de Irene Montero -con 451 millones de Presupuesto- se ha dedicado a defender a una delincuente como Juana Rivas, indultada por el Consejo de Ministros, una iniciativa denegada posteriormente por un juez.

Aun así… la izquierda no asaltó Madrid y la suma de Isabel Díaz Ayuso y VOX permitió aprobar unos Presupuestos sensatos y beneficiosos para el conjunto de los madrileños; España se libró de Pablo Iglesias; se archivaron las causas contra el Rey emérito Juan Carlos I; una voz, la de Ignacio Garriga, lidera la primera fuerza nacional en el Parlament de Cataluña; VOX presentó la Agenda España, un decálogo de medidas de sentido común que sirve como respuesta a las agendas globalistas y que tiene como objetivo atender las necesidades de los españoles y defender su libertad y su prosperidad; Solidaridad se consolidó como el sindicato que defiende a los trabajadores de España frente a la corrupción de UGT y CCOO, y a la patronal cómplice de la ruina; y se fue al infierno el sanguinario etarra Troitiño…

…como verán, en este annus horribilis político que se va, no todo fueron malas noticias.

Noticias de España

.
Fondo newsletter